• About
  • Updates

Hice un compilado de imágenes y textos que intentan aproximar al lector a ese modo de ser y estar en el mundo que es mi abuela. Se lo envié a cinco artistas plásticos y les propuse que utilizaran el material como disparador para crear cielos habitables por ella,que se autopercibe católica apostólica boliviana, pero merece que le pensemos otros cielos porque le he oído decir que en el cielo católico le haría frío. 

El dinero a recaudar aquí se utilizará para comprar los materiales necesarios para la realización de las 5 obras de estos 5 artistas , 4 de ellos salteños (Ángeles Fernández Diaz, Sofia Papi, Fernando Querio, María Laura Buchanti y Alejandro Griggio) , producir una muestra abierta a la comunidad y crear un catalogo de la Muestra con la ayuda de Revista Guiso.

La Maque y la Fe

Hoy tuve un momento de intimidad con la Maque que me pareció un tesoro. Mientras fumábamos y tomábamos café en la galería de su casa, me invito a espiar las charlas intimas que sostiene con la inmensidad. Si hay algo después de la muerte. Si existe un cielo. Me pregunto que creía yo y no supe que decir.

Después se fue viniendo más acá, porque la Maque no es de quedarse donde no hay nada para hacer, y hablo de lo que si sabe. Me conto de sus trabajos y de cómo consiguió resolver todos los escollos que le fue presentando la vida: Con Fe, la ayuda de mi amiga (señalando el altar a la virgencita de Copa Cabana) y algo que describió con la mano recta como un cuchillo, un movimiento que insiste en cortar el aire y un chin chin chin chin sonando con cada golpe. Si tuviera que traducir el gesto diría que se refiere a una vocación incansable por romper las pelotas hasta conseguir lo que se propone. Hay celebración en esa práctica. Después agrega: Me las pase negras, pero con un gusto

Yo no se qué creo, pero quisiera recolectar mil cielos para ella, personalizados, hechos a medida, sintetizar en imágenes todo lo que nos prometemos cuando tratamos de dar sentido a lo que no se puede. Quisiera regalarle muchos cielos para que no tenga que esperar ni elegir.

Me gusta esa idea de Henry Miller de que esta vida humana es un estar a caballo entre un mundo y otro y que Dios solo es alguien que se atrevió a imaginarlo todo. 

Viajar con la Maque

Aquí la Maque posa de espaldas al coliseo y dice: estoy harta de todo este vejestorio. Lo que a ella le gusta es volver a la puerta del hotel y fumar mientras lee novelas, el cuarto con tele (no le importa no cazar un fulbo del idioma...lo mismo podría ver el canal árabe durante horas) le gusta viajar en tren larga distancia mirando por la ventanilla y hablarle portugués resueltamente a un unilingue italiano, le gusta piropear a los mozos romanos de 20 añitos, tomar cholada (mezcla de coca cola y cerveza), comer frituras con picante y le gusta cualquier cosa que hagan los franceses.

La Maque y el dinero

Mi abuela creció en la Paz, Bolivia. Es hija de un Frances escapado de la primera guerra y una criolla: Doña Lucha.

Eran pobres. Doña Lucha se hacía prestar plata por una usurera que tenía el mal tino, o la mala leche, de pasar a cobrar siempre a la hora de la comida. El papá dejaba el plato intacto y se retiraba a la habitación sin decir palabra y su madre salía a llorarle a la vieja. Ella y sus hermanos la escuchaban desde la mesa sin atreverse a empezar a comer. La secuencia era sistemática. En alguna de esas repeticiones la Maque se prometió 2 cosas: que nunca le suplicaría ni le lloraría a nadie y que encontraría la manera de librarse de la usurera. Solía quedarse despierta pensando que y como hacer. A los 17 años consiguió su primer trabajo en una empresa que importaba máquinas de coser, Nekis. Al poco tiempo era la única líder sindical mujer. Averiguo la cantidad de dinero que debían a la usurera y, denuncia en el ministerio de trabajo mediante, consiguió hacerse indemnizar por el mismo monto. Se puso un abrigo largo con bolsillos grandes, metió los billetes recién cobrados, caminó erguida a lo de la vieja y una vez adentro de la casa revoleó el dinero por el aire haciendo volar por toda la habitación. Ahora cuente dijo mi abuela señalando el piso. Y hay que verle la cara cuando recuerda: y la vieja se agacho y la vi juntar billete por billete.

Ese fue su rito iniciático. Ella se funda a si misma saldando la deuda que sumía a sus padres en la vergüenza de no tener.

A los 19 sin hablar inglés, con una amiga y 50 dólares como únicos capitales, se va a trabajar a EEUU. Entra como ayudante de cocina en un restaurant, disimula su desconocimiento de la lengua tratando de pasar desapercibida. Si todos se paraban yo me paraba y si iban para allá yo también iba pero no me enteraba de nada. Uno de los jefes se da cuenta, se enternece o quizás se enamora, porque la Maque fue una mujer de belleza fulminante, y comienza a ensenarle una palabra cada día. A los 28 entra a trabajar en el banco mundial primero como técnica y después como encargada de la sección de contabilidad, ella con su secundario completo tiene a cargo 4 contadores profesionales (un chileno, un peruano, un argentino y un uruguayo).

A los 30 la tiene a mi mamá, se queda a cuidarla en casa y cuando la niña tiene 3 años se vienen a vivir a la Argentina. A sus 55, yo tengo 6 años, mi mama estudia y mi abuelo no tiene empleo estable así que ella vuelve a EEUU a trabajar. Trabaja de niñera cama adentro durante la semana y en una panadería los fines de semana durante 2 años. Cuando cobra saca para puchos y manda el resto del sueldo intacto para la construcción de la casa en la que hoy vive mi madre. Miento, también saco para el despertador rosa de La bella y la bestia que le pedí en una carta.

Siempre me dijo que no importa cuán enamorada este o cuan buena persona sea mi amante, que igual tuviera mi platita y la guardara aparte y que si el otro no sabía de la existencia de esa platita mucho mejor.

Todavía me mete un fajito de billetes en el bolsillo cada vez que nos vemos.

Por las noches mientras otros cuentan ovejas para dormirse la Maque cuenta guita.

La Maque y yo

Cuando mi vieja con 16 años le cuenta que está embarazada mi abuela le recomienda abortar, pero como madre dice que me quiere tener propone ir a comprar ropita. Le enseña a cambiar pañales con su peluche de snoopy. Me cuida desde que nací. Mi vieja termina el secundario, estudia y se recibe de psicóloga, pero yo tome teta hasta los 10 meses porque la Maque me llevaba en los recreos de las cursadas.

Vimos todas las temporadas de amigovios, Mac Giver y Conoces a Joe Black unas 32 veces.

Dice que soy su alegría. Me preocupa que cuando muera no seré tan especial ni tan importante para nadie

La Maque y el amor

Tuve muchísimos enamorados. En casa de mis papas despachaba a uno por una puerta y recibía al siguiente por la que daba a la otra calle. Iba al cine, a los bailes, me abrazaba y me besaba con todos, pero el primer hombre que me puso una mano en la teta fue tu abuelo. Dice que cuando lo vio tenía una lucecita en el hombro y ella supo que era él (THE ONE). Noviaron algunos años y cuando le pareció que ya era tiempo comenzó a preparar el casamiento con su suegra. El abu alega jamás haber sido consultado. Un ritual sencillo, un brindis atrás de la iglesia y una luna de miel en Europa. Vivieron en Waghington, en Bariloche, en Brasil y finalmente acá ,en Salta. Ahora duermen en cuartos separados y se toman vacaciones cada uno por su lado. Además cada uno tiene su taller. Durante el día se reúnen para almorzar, comer y para tomar cafecito en la galería. Ella fuma y fuma y el insiste en retarla sabiendo perfectamente que no servirá de nada, que su mujer siempre hizo lo que quiso y que cada vez se caga mas en tode.

 

If we don't reach the 100% of the funding goal, we will use it to do the following:

  • With the 10%

    Cubrimos los gastos de realización del catalogo

  • With the 25%

    Hacemos el catalogo y producimos el evento

  • With the 50%

    Cubrimos gran parte de los gastos en materiales para la realización de las obras

  • With the 75%

    Cubrimos la totalidad de gastos en materiales para la realización de las 5 obras

HELP

You didn't verify your account yet!

Please check your Inbox. ().

We sent you a link to confirm your email address.

If you don't receive it within a few minutes, please try again.

We resent you the verification account email.

Please check your inbox.

In case you didn't receive it, please let us know at contacto@idea.me

How can we help you?

Your request has been submited successfully. Our customer support team will contact you as soon as possible. Thanks!

CONTINUE

Your request could not be submitted :( Please try again!

Try again